VI Cumbre de Santiago | 2013
11 agosto, 2015
VII Cumbre de Cali | 2013
11 agosto, 2015

La II Cumbre Unión Europea – Comunidad de Estados Latinoamericanos/Caribeños: marcha de pequeños pasos en perspectiva estratégica.

   Lincoln Bizzozero Revelez

1. Contexto y antecedentes de la II Cumbre
La I Cumbre de la Unión Europea con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), se realizó significativamente unos días antes de la primera Cumbe de la CELAC, en enero del 2013. La realización de esa primera Cumbre UE-CELAC marcó el papel de Europa en la conformación del bloque latinoamericano/caribeño. Por otra parte posicionó la Unión Europea como interlocutor político privilegiado en sus relaciones con América Latina/Caribe y al mismo tiempo envió una señal al mundo sobre los actores y canales a privilegiar para encarar la agenda de cambios globales, la del desarrollo sostenible y la de la cooperación.

La evolución de la economía internacional, los resultados limitados de la reactivación europea, sumado al enlentecimiento económico e incluso estancamiento en varios países de América Latina como consecuencia de la reducción de precios en las materias primas y la elevación de la tasa de interés en Estados Unidos, sumado a las negociaciones para conformar acuerdos macro-regionales, el incremento de la presencia de China en el escenario mundial, las crisis políticas y el cuestionamiento de la democracia en algunos países de ambas regiones, plantearon el tono, los parámetros y algunas dudas sobre el alcance de la segunda Cumbre.

La evaluación de la marcha de la asociación entre ambas regiones realizada por la Comisión europea y por algunos documentos de análisis realizados con anterioridad a la II Cumbre fue positiva (Unión Europea, 2015, SELA, 2015, Sanahuja, 2015). Sin embargo, los énfasis, puntualizaciones, prioridades y recomendaciones con vistas al futuro, planteados por los documentos tienen diferencias, que en algunas cuestiones resultan significativas en cuanto a los escenarios posibles y a los ejes temáticos a priorizar. Una diferencia que surge, atañe las prioridades de la propia Asociación estratégica entre ambas regiones y la valorización del papel que puedan jugar en la gobernabilidad mundial y en la construcción de una gobernanza global.

En ese sentido, el documento de Sanahuja plantea cuatro ejes de trabajo que enfatizan la necesidad de pasar a otra etapa en la relación, otorgando prioridad al papel de cada bloque en la construcción – respuesta frente a los temas globales y poniendo énfasis en la necesaria respuesta – aprendizaje en la calidad de la democracia y de los procesos vinculados a los temas sociales (Sanahuja, 2015; Infolatam, 2015). El documento del SELA, que es una actualización de otro realizado en el 2014, en cambio hace hincapié en la cooperación entre ambas regiones y en las posibilidades y desafíos de los mega-acuerdos regionales que se están negociando.

Además de estas macro-visiones de ejes prioritarios, instrumentos y alcances, algunos temas específicos estuvieron presentes en el ambiente de la II Cumbre, entre los cuales el referido a la nueva situación de Cuba en el contexto latinoamericano y el papel que está jugando en la agenda interamericana, el proceso de paz en Colombia y la situación en Venezuela por el lado de América Latina/Caribe. Por el lado europeo, la evolución de las negociaciones con Grecia y la posible salida del euro estuvieron presentes en los momentos previos y en la misma Cumbre.

Finalmente, algunos temas concitaron la atención por su importancia y la recurrencia de los mismos en el diálogo político como ser migraciones y droga. Para Perú, Colombia y algunas islas del Caribe la concesión de la visa Schengen para sus ciudadanos fue el motivo central para ubicar la Cumbre en los medios de información.

2. Resultados de la II Cumbre: sincretismo declarativo, ampliación del proceso
Los dos bloques regionales agrupan sesenta y un países -33 por el lado de la CELAC y 28 por el lado de la Unión Europea-, de los cuales 8 participan en el G20. La población de ambas regiones supera los mil millones de habitantes -más de 620 millones por el lado de la CELAC y más de 510 millones en la Unión Europea-. El PBI de ambas regiones llegó en el 2013 a 18 billones de euros -13,5 billones por parte de la UE y 4,6 billones de euros por el lado de la CELAC- lo cual representó el 25 % del PBI mundial. La Unión Europea invirtió en la región latinoamericana/ caribeña 505.700 millones de euros, siendo el primer inversor externo en la región. Por otra parte, esa cifra es superior a la inversión que realizó la Unión Europea en Rusia, India y China conjuntamente, lo cual enfatiza la importancia de la región latinoamericana para Europa.

Sin embargo, la Cumbre no generó un seguimiento mediático importante, en parte por la ausencia de algunos Jefes o Jefas de Estado de América Latina que generan polémica, como ser los casos de Argentina, Cuba y Venezuela, y también porque contrario-sensu los Jefes de Estado europeos que están liderando procesos polémicos como ser Tsipras en Grecia o Cameron en el Reino Unido, concentraron la atención nacional-europea, sin vincular esos temas a la Cumbre. Esta separación mediática no es cultural, sino representa una continuidad en las apreciaciones Norte-Sur a pesar de que se insiste en la necesidad de pasar a otro tipo de cooperación más horizontal entre ambas regiones, que posibilite ir dejando atrás los viejos esquemas.

La ausencia de un seguimiento mediático importante atañe también otras cuestiones referidas a los temas en la agenda europea: tratado transatlántico; intervención y posición del Parlamento Europeo que justo en los días de la Cumbre votó por suspender el trato del tema hasta tener más elementos; Grecia y la negociación de la deuda externa; migración en el Mediterráneo; derechos humanos; Estado Islámico; seguridad y terrorismo. Un ingrediente de temas que muestran una vez más las dificultades en plasmar escenarios horizontales a pesar de la cercanía cultural y las posibilidades estratégicas de la Asociación.

Los resultados concretos de la II Cumbre fueron la Declaración de Bruselas sobre el tema núcleo de la Cumbre ”Modelar nuestro futuro común: trabajar por unas sociedades prósperas, cohesionadas y sostenibles para nuestros ciudadanos”, la Declaración Política en que se reafirma la continuidad de la Asociación Estratégica y el trabajo conjunto sobre los acuerdos de Bruselas y un Plan de Acción para los próximos años.

Los temas controvertidos que llegaron a la Cumbre quedaron plasmados en la Declaración de Bruselas a través de una aproximación entre ambos bloques o bien constatando las dificultades para concretar un acuerdo como sigue siendo el caso de las negociaciones UE-MERCOSUR.

En la cuestión de Venezuela se hizo explícita mención a la solución pacífica de controversias y el rechazo a las medidas coercitivas de carácter extraterritorial contrarias a la ley internacional.

La declaración toma conocimiento de la Declaración Especial de la CELAC de enero sobre la situación en Venezuela, sin hacer mención de Estados Unidos. Los esfuerzos que llevan adelante el gobierno colombiano y las FARC-EP son reconocidos y apoyados en la Declaración, manifestando la Unión Europea y los Estados miembros el acuerdo para la creación de un Fondo de Confianza para apoyar la fase posterior del conflicto. Las relaciones UE- Cuba se han encaminado con el deshielo correspondiente luego del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos. A inicios del 2014 se iniciaron negociaciones sobre un acuerdo de diálogo político y de cooperación que han ido prosperando y ello se transmite en la Declaración, donde se vuelve a reafirmar el rechazo a las medidas de carácter unilateral y a las consecuencias negativas para el pueblo cubano de la ley Helms-Burton.

En materia de migración la declaración parte del reconocimiento de base de la sinergia con el desarrollo y del respeto de los derechos humanos, planteando la necesidad de acciones conjuntas y de intercambio de información. En otras palabras el reconocimiento del problema para buscar acercar posiciones en un tema sensible que resulta de por sí conflictivo, sobre quienes deben emigrar. La exención de visado para estadías de corta duración concedidas a Colombia y Perú, distiende en parte la situación planteada, ya que son dos de las comunidades que más han emigrado hacia Europa en las últimas décadas. En cuanto a la droga, el reconocimiento del problema es encarado partiendo del principio de responsabilidad común y compartida.

Uno de los resultados de la Cumbre fue incorporar dos nuevas líneas de acción para desarrollar programas, con instrumentos que posibilitan acciones. Las dos líneas de acción que se incorporaron fueron el de Seguridad Ciudadana y el de Educación Superior. Se agregan a las seis líneas de acción adoptadas en la Cumbre de Madrid en el 2010 – Ciencia, investigación, innovación y tecnología; Desarrollo sostenible, medio ambiente, cambio climático, biodiversidad, energía; Integración regional e interconectividad para fomentar la integración y la cohesión social ; Migraciones; Educación y empleo para fomentar la integración y la cohesión social; Droga y a las otras dos adoptadas en la Cumbre de Santiago de Chile en el 2013 -Género e Inversión-. Las dos nuevas líneas de acción contemplan temas reivindicados por los países de América Latina/Caribe. En el caso de la Seguridad Ciudadana sobre todo por los países de América Central para incluir una perspectiva integral de la seguridad vinculada con el desarrollo humano y social, que constituya un instrumento para el acercamiento de las dos regiones. La línea de acción de Educación Superior posibilitará trabajar específicamente en el Espacio de Educación Superior ALC/UE, fomentando la movilidad de investigadores, docentes y estudiantes y posibilitando acciones transversales con programas de innovación y desarrollo.

Otros resultados tangibles fueron la concreción de la propuesta del cable de fibra óptica entre los dos continentes para que las informaciones y datos no tengan que pasar por Estados Unidos -reivindicación y tema impulsado a partir de las revelaciones de Snowden-, la creación de un fondo de 80 mil millones de euros para siete años en el Programa Horizonte 2020 de Innovación para posibilitar el trabajo en colaboración (el más grande el mundo como se especifica en la Declaración), el acuerdo para incluir en el futuro seguridad alimentaria como línea de acción específica, la continuidad de algunos programas que se consideran importantes para la asociación estratégica (Euroclima, Copolad por la droga) y la reafirmación de trabajar conjuntamente en pie de igualdad entre ambas regiones los temas de la agenda globa (Cambio Climático, Droga, Financiación para el Desarrollo, Agenda para el Desarrollo post-2015).

3.- La post-Cumbre: geopolítica, mega -acuerdos, mundialización, orden internacional
Las Declaraciones de la II Cumbre no incorporaron el tema de los mega-acuerdos ni plantearon las diferencias existentes en la posición de partida entre ambas regiones. Tampoco se hizo referencia a la relación con el multilateralismo y si bien el sistema multilateral de la OMC mereció un párrafo de reivindicación del proceso de Doha, no resulta convincente en el compromiso. Claro que tampoco los países latinoamericanos y caribeños cuentan con una posición común, pero la cuestión está en la manifestación del tema y en la inclusión en la agenda, ya que geopolítica y estratégicamente resulta sustantivo. Atañe justamente cuestiones que hacen al orden internacional, la gobernabilidad mundial, la inserción internacional, cuestiones referidas al poder y la institucionalidad para que se posibilite un salto inclusivo y democrático, como se plantea en las Declaraciones.

Tampoco se incluyen referencias a las situaciones de crisis, a las reivindicaciones por mejorar la calidad de la democracia, a la condiciones sociales y al recurrente incremento de la desigualdad en ambas regiones, temas todos que hacen a la base humana de una asociación.

La inclusión de nuevas líneas temáticas para el Plan de Acción deja traslucir un esfuerzo para ir más allá de la simple retórica cooperativa y hay resultados concretos. Sin embargo, lo que no está incluido esboza los límites de la asociación en las reglas de juego que se definen en otros escenarios.

Bibliografía citada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *